Scones de Castaña y Fritada de Calabaza, Veganos y Celíacos

Se trata de un entrante o merienda que une a su elaboración sin gluten, 100% vegetal y biológica, el no añadir ningún tipo de elemento refinado ni azúcar.

Scones de Castaña, Arroz Integral y Sésamo Negro

Ingredientes

150 gramos de harina de castaña

100 gramos de harina de arroz integral

50 gramos de fécula de patata

300 gramos de agua filtrada

1 cucharada de grasa de coco

1/2 cucharadita de sal

1 sobre de levadura panadera granulada

sésamo negro para espolvorear

Elaboración

Mezclar todos los ingredientes con la ayuda de un batidor de varillas manual en un bol. La mezcla quedará blanda, similar a las masas de bizcocho.

Distribuimos la preparación en moldes a ser posible de silicona, o habrá que engrasarlos  previamente. No debe cubrirse más de la mitad de su capacidad porque crecen.

Espolvoreamos con sésamo negro.

Dejamos levar hasta que estén casi al doble de su tamaño. Tardarán unos 40 minutos.

Cocemos en horno previamente caliente a 200 grados, durante 30 minutos.

Sacamos cuando estén dorados y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Fritada de Calabaza Mantequilla al Estilo de Granada

Para este plato la calabaza que mejor se presta es la llamada Butternut o Mantequilla. O sea la de la siguiente foto:

Ingredientes

1 calabaza mantequilla

4 dientes de ajo

30 gramos de aceite de oliva virgen

1 cucharada grande de puré de pimiento choricero (La Zubia)

1 cucharadita de orégano

2 cucharadas de vinagre de manzana

sal

Elaboración

Despojamos a la calabaza de su piel muy dura y de sus semillas, la cortamos en pequeñas láminas, como si fueran patatas para tortilla.

En una sartén la ponemos a estofar, sin tapadera, junto a la mitad del aceite.

Por otra parte pelamos y cortamos en láminas gruesas los ajos y en otra sartén los freímos con el resto del aceite, Cuando estén dorados, apartamos del fuego y añadimos el pimiento choricero, el orégano y el vinagre, damos un hervor de dos segundos y reservamos.

Cuando la calabaza se esté fundiendo y forme una gruesa pasta con texturas añadiremos la fritada de ajos y especias, mezclaremos bien y apartaremos del fuego. Salamos a nuestro gusto.

Se consume como un paté frío.

Con los scones de castaña resulta sencillamente delicioso. Puede tomarse también acompañado de algún embutido vegetal, tipo chorizético.

Consideraciones

Una mezcla entre panecillos ingleses en versión celíaca y un plato típico de la cocina tradicional española.

Cada scone de castaña viene a tener unas 160 calorías que junto a un par de buenas cucharadas de fritada de calabaza que tendrián unas 40 calorías, hacen un total de 200 calorías por el conjunto, que son asumibles en cualquier dieta, ya que sacian mucho en esta composición.

Si se quiere saber más sobre las propiedades nutricionales de la calabaza:

http://verduras.consumer.es/documentos/hortalizas/calabaza/intro.php

Sobre las castañas:

http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/guia-alimentos/alimentos-grasos/2004/11/03/111278.php